viernes, 20 de diciembre de 2013

2014



www.fotofrontera.com


A pesar de mi alergia a los números y ecuaciones, por circunstancias de vida (estoy cursando un grado de criminología) he tenido que matricularme en una asignatura, Análisis de Datos, que me ha devuelto al horror de las fórmulas con ensaladas de cifras y letras, causándome incluso molestias estomacales.

Sin embargo, a mal tiempo buena cara, una vez comprendidos algunos conceptos básicos, con gran esfuerzo, me doy cuenta de que los números, al contrario que de las palabras, son lo que son, y no se les puede hacer decir lo que uno quiere, siempre y cuando, eso sí, los cálculos los hagas tu mismo, porque si dejas que te los cocinen otros el resultado es aún peor (pues dado el carácter incontrovertible del cálculo matemático, las estadísticas sesgadas tienen un enorme poder de convicción).

A ver si me he aprendido bien la lección. Si me lee algún experto en la materia por favor que no comente. La estadística inferencial parte de una hipótesis de partida, denominada nula, cuya realidad se intenta verificar a través de diversas pruebas de contraste, de las que resultarán ciertos parámetros numéricos que deben compararse con los valores críticos que constan en tablas. A partir de aquí se toma la decisión pertinente. Si la cantidad obtenida se encuentra dentro de determinados valores, aceptaremos la hipótesis nula. En caso contrario la rechazaremos, y aceptaremos la alternativa.

H0: hipótesis nula. El año 2014 supondrá el adiós definitivo a la crisis, Montoro dixit.

H1: hipótesis alternativa, por razones estructurales, esta crisis no puede terminar nunca, y por lo tanto nuestro ínclito Ministro de Hacienda se equivoca o miente.

Verificaremos un particular contraste de hipótesis basado en la prensa que suelo leer a diario que, aunque reconozco que no suele ser muy favorable al gobierno de turno, no puede considerarse estrictamente subversiva. Lo referiremos exclusivamente a un día aleatorio de la semana en curso, concretamente el miércoles 18 de diciembre.

Noticias que abonen las hipótesis del Gobierno, en relación a que se nota un cambio de ciclo en la actividad económica: ninguna.

Noticias que parecen indicar que la situación económica, lejos de experimentar mejoría, puede empeorar aún más a corto plazo:

- El Confidencial, Pobres energéticos, tres millones de familias no pueden calentar su vivienda. El problema afectaría ya al 18% de los hogares españoles, provocando el avance constante de la pobreza energética del país. Las Unión Europea define la pobreza energética como la incapacidad de un hogar de satisfacer una cantidad mínima de servicios de energía para sus necesidades básicas, lo que comporta la imposibilidad de mantener la vivienda en condiciones adecuadas para la salud, tanto en invierno como en verano. En el Estado español un 13,9% de hogares no alcanzaba el mínimo requerido en 2007, y el porcentaje se elevó hasta el 17,9 en 2012. Las situaciones más graves se registran en Murcia y en Andalucía. En ambas regiones, más del 31% de los hogares no consigue mantener una temperatura suficientemente cálida durante los meses fríos. Castilla-La Mancha, Galicia y la Comunidad Valenciana son las otras dos comunidades que se sitúan por encima de la media española.

En Valencia es donde más ha empeorado esta situación. Antes de la crisis económica, el 12,8% de hogares de esta comunidad no conseguían mantener una temperatura óptima en invierno, el porcentaje que se situaba por debajo de la media nacional. En 2012, esa cifra es de más del doble: un 26,3%.

Los últimos datos de Cáritas confirman la tendencia creciente. En noviembre de 2013, la delegación de Barcelona aseguró que, en los últimos dos años, había aumentado en un 326% las ayudas destinadas a paliar la pobreza energética. Sin contar todavía los meses de noviembre y diciembre de este año, el monto ha pasado de los 26.816 euros de 2011 hasta los 114.343 actuales. La diputada de ICV Laila Ortiz defendió esta misma semana una proposición de ley que se centraba en el concepto de “tregua invernal”, período durante el cual los suministradores no podrían cortar el servicio de luz, gas y agua por impago a las familias más desfavorecidas, que fue rechazada, en último extremo, gracias a la eficaz mayoría absoluta del PP.

- Siguiendo con el tema de la energía (Montoro, igual la crisis tiene algo que ver con esto, míratelo), otra vez El Confidencial, Gobierno y eléctricas pagan la guerra del kilowatio con el bolsillo del consumidor, noticia relacionada con la anterior, que puestas en relación ilustran sobre los niveles de recochineo a que se están llegando respecto al sufrido ciudadano. En efecto, después de que Soria se desgañitase asegurando hasta la saciedad que no tocaría la parte regulada de la tarifa, resulta que el ejecutivo aumentará en enero los peajes del recibo de la luz, para compensar el “déficit de tarifa” de 3.600 millones que, afirman las compañías eléctricas sin empacho, se generará ¡solo en 2013! Para que nos hagamos una idea, estos peajes constituyen más de la mitad del recibo de la luz, y se incrementarán el 1,3% cada mes de enero en los próximos 15 años, período para el que las eléctricas han planteado titularizar esa “nueva deuda” (con el aval del Estado), lo que les generaría unos costes financieros adicionales de 300 millones por ejercicio.

Encima luego la subasta se salda con un alza del 26,5% (las eléctricas se la han jugado a este Gobierno torpe), y Soria ha tenido que encargar un informe de urgencia, y promover la anulación de la subasta, ante la “sospecha” de que ha podido haber cierta “tendenciosidad” en el proceso de formación de precios. Vamos que sólo el Sr. Ministro no sabía que en una licitación donde los que compran son los mismos que los que venden (Juan Palomo) la cosa se presta a cierto amañe. ¿Dónde estaba la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia en decenas de subastas anteriores? Vaya tragaderas que tenemos. Pero sigamos.

- El Confidencial, Esto no ha acabado: la vivienda (principal activo de las familias españolas) seguirá cayendo, al menos por siete razones, a saber:

1.- Los precios son todavía elevados. A pesar de la supuesta caída de un 30% desde máximos, el precio de la vivienda es todavía muy elevado en términos de esfuerzo necesario para su adquisición. En los próximos años no es previsible que la renta disponible mejore de forma sustancial ni que se introduzcan incentivos fiscales a la compra de vivienda.

2.- El descuento en el valor de los activos inmobiliarios que han sido transferidos a la Sareb (54,3% en vivienda, 63% en obra en curso) provocará que en los próximos trimestres salgan al mercado viviendas con unos precios reducidos.

3.- Menor propensión a la compra de vivienda. La creencia generalizada entre la mayor parte de los compradores es que los precios deben seguir bajando, lo que crea el fenómeno de la profecía autocumplida: las compras de vivienda se aplazan por la expectativa deflacionista.

Pero hay otros factores que seguirán lastrando con fuerza los precios.

4.- La tasa de paro en España sigue disparada, con más de 6 millones de desempleados. La falta del trabajo y el miedo a perderlo siguen teniendo un impacto directo sobre las ventas de viviendas, que llevan más de un lustro en caída libre. A corto plazo no hay síntomas de mejora ni de recuperación del mercado laboral, lo que seguirá presionando a la baja tanto los precios como las transacciones.

5.- No hay financiación. Dato clave en la venta de inmuebles a pesar de que cada vez son más los que compran una vivienda sin necesidad de hipoteca. El imparable crecimiento de la morosidad hipotecaria de las familias, en junio de este año y por primera vez en la historia el 5%, ha llevado a la banca a restringir aún más el crédito.

6.- La ingente cantidad de viviendas sin vender que hay en España son un lastre muy pesado para el mercado inmobiliario. España cuenta en la actualidad con un stock de viviendas sin vender que oscila entre las 700.000 y las casi 2 millones de unidades.

7.- Saldo migratorio. Por primera vez, en España han comenzado a destruirse hogares, bien por el brusco descenso de la natalidad, bien porque miles de inmigrantes y de españoles han decidido abandonar el territorio en busca de un futuro mejor.

Pero ¡que sorpresa!, los precios seguirán bajando, y por las mismas razones que se expusieron aquí.

- Público. Nuevo récord de morosidad bancaria. El volumen de créditos dudosos sube en octubre hasta los 190.971 millones de euros, cerca de los niveles registrados cuando la banca se encontraba en el punto de mira de los inversores, mancando un nuevo récord del 13% desde el 12,68% de septiembre, con lo que marca también un nuevo máximo histórico desde que el Banco de España recopila estos datos. Supongo que no hacen falta más comentarios.

- El Periódico. La OCDE sugiere al gobierno abaratar más el despido para reducir la elevada tasa de paro. Claro, más leña.

- Queda la guinda final, Canarias-Semanal, aquí sí que reconozco que son “cañeros”, Miles de personas obligadas a alimentarse de basura. La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) denuncia que los recortes y la crisis obligan a millones de personas a alimentarse de productos en mal estado, y mostró su extrañeza por que hasta el momento no se hayan registrado más casos como el de la muerte de tres miembros de una familia en Alcalá de Guadaíra (Sevilla).

En fin paremos ya no me vuelvan los problemas digestivos.

Insisto, no exagero nada, y me refiero a las noticias publicadas en un solo día, una población estadística mínima, pero tomada al azar y por tanto muy significativa. Así pues, pongamos que resulta un valor t de student del 11,74, para un valor crítico en tablas, con cinco grados de libertad, de 2,571, y una probabilidad p de 0,0018, muy inferior al nivel de significación. La conclusión es clara. La prueba de contraste nos indica que podemos rechazar sin empaques la hipótesis nula, la crisis escampa, y aceptar la alternativa, Montoro se equivoca o miente (doble cola de distribución), y personalmente, teniendo en cuenta la información de debe obrar a disposición de un Ministro del ramo, me inclino por lo segundo.

De todas formas, después de analizar día a día noticias, y analizar estadísticamente muchos escenarios para la próxima década, en relación a la actual multicrisis (básicamente energética) que nos asola, tengo que manifestar que pienso que el declive será muy lento, más de lo que muchos esperan. Pero esto no nos beneficia a largo plazo, pues cuando ya no se pueda sostener el engaño la caída será brutal y ya no habrá tiempo para encontrar alternativas. Si bien también entiendo que no hay opción B, esto es, que tales alternativas no existen, al menos manteniendo el BAU. Desde este novedoso punto de vista es posible que divulgar el mensaje sí tenga un cierto sentido, incluso que constituya en sí mismo un acto revolucionario, lo que me anima a continuar con el blog.

Porque a quien sí beneficia la estrategia indicada es a nuestro glamoroso establishment global que, poseedor de la información adecuada, y por definición escaso de número, irá evitando el caos, que minaría su posiciones de control, al menos mientras pueda, y tendrá tiempo para encontrar una salida, para ellos no para los demás, lo que le resultará más factible pues, como hemos dicho, se trata de una selecta minoría, aunque de gustos caros y paladares exigentes, que tiene a su alcance muchas teclas del piano político, económico y social.

Dicho lo cual, y a pesar de todo lo expresado, espero que los que leéis estas líneas paséis un feliz solsticio invernal, y os encontréis entre los pocos que podrán disfrutar de un próspero 2014 (si se trata de algún miembro del Gobierno, o de comités ejecutivos a todos los niveles del PP, está última coletilla es redundante, porque las posibilidades estadísticas de prosperidad son del 100%).

Saludos,

Calícrates

No hay comentarios:

Publicar un comentario